22 February, 2024

Aston Martin seguirá con su filosofía de desarrollo de su coche, llevando pequeñas novedades sueltas de carrera en carrera en lugar de un enorme paquete aerodinámico nuevo que cambie mucho el coche o su filosofía, como sí hicieron Ferrari, Mercedes y luego McLaren Williams, conjuntos que pueden alternar su buen rendimiento en función de cada circuito junto a Aston Martin o también Alpine desde este momento del curso. El equipo verde no se detiene y su jefe, Mike Krack, asegura que como parte de su plan de desarrollo, seguirá llevando cosas en las próximas citas, aunque sin revelar la importancia de las mismas.

“Tendremos algunas piezas nuevas aquí (Silverstone), otras en Budapest, otras en Spa, otras en Holanda, así que es una mejora continua”, comentó Krack en Silverstone, donde el equipo ya probó pequeños cambios en su alerón trasero o en el llamado ‘beam wing’.

Aston Martin obró un milagro al inicio

Quizás, la razón de esa filosofía de ir llevando pequeñas cosas a cada cita esté directamente relacionada a las herramientas con las que ha tenido que jugar Aston Martin, en clara desventaja de infraestructuras hasta el momento en comparación a equipos grandes y consolidados como Ferrari o Mercedes.

Hasta el momento, lo que ha logrado Aston Martin con lo que tenía para este 2023 y durante este año se puede considerar un milagro.  El equipo trabajó con herramientas muy inferiores, con una sede muy pequeña, con mucha menos maquinaria y teniendo que subcontratar la mayoría de la creación de sus piezas, como pudo saber MD en su visita a la nueva sede.

Eso se pudo ver reflejado en un desarrollo del coche que se ha estancado mucho más e comparación a los cambios repentinos de rendimiento que se vieron en otros conjuntos. Aston Martin fue llevando piezas sueltas carrera a carrera, a medida que iban disponiendo de estas novedades para llevarlas a la pista.

Horizontal

Fernando Alonso espera que su coche sea mejor en Hungría por las características del asfalto. Allí llevará alguna novedad en su Aston Martin

Ryan Pierse / Getty

El cuadro verde debería seguir con sus mejoras en Budapest y en las siguientes citas a la vez que sigue analizando los motivos del menor rendimiento del coche en circuitos como Silverstone, Austria o Barcelona, que debería ser por las características similares de estos trazados, con mucha curva rápida y mayor exigencia en los neumáticos delanteros que en los traseros.

No es novedad que el equipo está centrado en mejorar su resistencia al avance para tener una mayor eficiencia y velocidad punta y en tener un mejor DRS, pero sobre todo, lo hace con la mirada puesta en el año que viene. Ya lo reconoció el propio Alonso, que “el foco del equipo es más a largo plazo y no es en una carrera”. “Incluso el viernes (en Silverstone), todos los Libres 1 fueron dedicados al coche de 2024. Solo por decir un poco dónde está la cabeza ahora mismo de todo el equipo”, comentó al respecto.

Horizontal

Fernando Alonso, con su Aston Martin, llevará algunas mejoras en los próximos Grandes Premios de F1

Dan Mullan / Getty

Hungría, circuito favorable a Aston Martin

En ese sentido, en la próxima carrera, el GP de Hungría, Alonso espera que su coche sea competitivo de nuevo. Como ocurrió de Barcelona a Canadá, tan solo por la diferencia entre ambos trazados, algunos de los rivales de Aston Martin que fueron fuertes en Silverstone podrían diluirse y el coche verde podría volver a aspirar a ser el segundo mejor de la parrilla y optar al podio. O quizás luchar por algo más si el bólido vuelve a rendir en el ‘Mónaco sin muros’ tal y como lo hizo en el GP de Mónaco ante Verstappen.

A partir de ahora, el rendimiento y los resultados podrían variar mucho de una pista a otra. Alonso deberá maximizar los fines de semana fuertes del monoplaza y reducir daños en los circuitos desfavorables para seguir batallando por la segunda o tercera posición del Mundial de Pilotos y Constructores.


Fuente: Mundo Deportivo