22 February, 2024

El luchador español de origen marroquí, Abdellah Er-Ramy, afronta este sábado su pelea más importante hasta la fecha. Buscará en PFL Europa 3 en París un billete para la final del 8 de diciembre en Dublín. También está en juego una plaza para disputar el torneo de un millón de dólares en Estados Unidos.

Er-Ramy (Casablanca, 1996), con un récord profesional de siete victorias y una derrota, es uno de los rostros de las MMA en España. Ha estado preparando la pelea en Suecia junto a Khamzat Chimaev, figura de la UFC y “un loco sano, gracioso”.

Se batirá con el inglés Simeone Powell (8-0) en París buscando una oportunidad en PFL Estados Unidos, una de las promotoras con más crecimiento en los últimos años. Arabia Saudí ha inyectado 100 millones de dólares en patrocinios.

‘The Golden Boy’ ha arrasado en sus últimas actuaciones. Suma seis victorias al hilo y no se pone límites. Primero “su foco” está en ganar el torneo en PFL, una compañía que está haciendo “un trabajo increíble”, pero no se cierra las puertas de UFC.

¿Para quién no esté muy familiarizado con las MMA, quién es Abdellah Er Ramy y cómo llega a PFL?

Mi camino empezó en el mundo de la lucha en el kickboxing y K-1, y acabó hace 5 años mi transición. Decidimos llevar nuestra carrera a las MMA, que son el futuro, y decidimos embarcarnos con todo. Hice la primera pelea en Letonia e hice un par de peleas más fuera de mi primera promotora oficial, que fue la española AFL.

Terminé con ellos y se juntó el factor de que cambié de manager, ahora estoy con Pedro Faustino, y a raíz de ahí se juntó que PFL en ese mismo instante estaba buscando un luchador con mis características. Nos estudiaron y apostaron por nosotros.

Experimentó un cambio físico radical en unos pocos años: ¿Cómo ese momento de decir: “hasta aquí hemos llegado”?

Así fue, esas fueron las palabras. Hasta aquí hemos llegado. Estaba ya cansado de arrastrar mucho sobrepeso. Llegué a pesar hasta los 120 kilos y es cierto que sí, que es una decisión que tuve que tomar porque necesitaba un cambio en mi vida y muy bien, eso me cambió literalmente la vida e impulsó a que mi desempeño como luchador mejorase.

¿Sensaciones, cómo llega a la pelea?

Me encuentro muy bien con la estrategia planteada, con ganas de que llegue ya el día y hacer mi trabajo.

¿Cómo ha sido la experiencia de hacer parte del campamento en el gimnasio All Stars con luchadores de la talla de Khamzat Chimaev?

All Star ha sido y es una de las mejores experiencias que he tenido. Tuve dos semanas compartiendo tatami con grandes luchadores de la UFC, independientemente de Khamzat, aprender y rodearte de ese tipo de atletas siempre hace que mejore tu lucha. Con los entrenadores de Khamzat establecimos muy buena relación y fue una experiencia increíble. Fue un campo de entrenamiento duro, fueron dos semanas muy duras, de las cuales aprendí mucho y mejoré bastante.

¿Cómo es Khamzat Chimaev en lo personal?

Pudimos compartir lucha, compartimos rato fuera del gimnasio también. Y es un tipo muy extrovertido, es un loco, está loco literal, pero es un loco sano, es un loco gracioso. Es cierto que lo que se ve en la jaula es su estado natural cuando reacciona y cómo reacciona. Es un fenómeno, una persona agradable, con su temple y fortaleza, pero muy agradable.

¿Ve un crecimiento técnico-táctico en tu lucha cada vez que preparas un campamento fuera? Muchos luchadores españoles se aventuran a realizar las preparaciones fuera.

A nivel técnico-táctico en España tenemos a gente muy buena, como lo es, por ejemplo Enrique Marín ‘Wasabi’. Mi buen amigo Enrique, que es quien me ha ayudado y con quien hemos planteado la estrategia para este combate, el cual me acompañará a París, si Dios quiere y sale todo bien. Ya te digo, a nivel técnico-táctico tenemos mucha calidad, mucho nivel. Fuera, lo que me he dado cuenta y encuentro es que el nivel de compañeros, de luchadores que te rodean en una misma vez, es muy difícil de reunir en España. En Suecia, por ejemplo, cuando yo estuve, había muchísimos luchadores de grandísimas promotoras, te hablo de UFC, te hablo de KSW, te hablo de Cage Warrior, te hablo de Dana White Contender, te hablo de casi todos los lados …

¿Cómo está viviendo el crecimiento que está teniendo PFL?

Están creciendo bastante, están haciendo un trabajo increíble, están conectando y están combinando a grandes luchadores, a grandes medios y hacen que eso vaya para arriba. Esto no hace más que crecer.

Que nos puede decir de su rival, un luchador invicto, que ya ha encabezado eventos. ¿Qué cree que le vaya plantear?

Él va a querer llevar su estrategia, va a querer llevar la pelea a su terreno, en el que se sienta cómodo. Con su envergadura querrá mantener la distancia, ya que tiene un control de distancia muy bueno y poco más me va a poder ofrecer. Tengo que saber en qué momento usar las herramientas y la estrategia que tenemos y la verdad es que bien, con ganas de que llegue el día.

¿Qué supone económicamente para usted llegar a la final de Dublín?, porque luego ganar el torneo son 100.000 euros. ¿De ganar el torneo, el siguiente paso es pelear en EEUU?

Efectivamente en EEUU la temporada dura un año entero con el sistema de reglaje de puntajes de PFL, que es igual al de la NFL, al del fútbol americano. La victoria tiene unos puntos, ganar por nocaut tercer salto tiene otros puntos, en el segundo otros puntos y se van sumando. Todos los luchadores figuran en una tabla, pues el que más puntos vaya consiguiendo, gana el torneo y la posibilidad de llegar a la final, al torneo de un millón de dólares.

Con la llegada de luchadores como Ngannou y la importante inyección económica que está teniendo PFL: ¿Cree que cada día está más cerca de UFC?

A PFL, hay que darle tiempo y llegará, sin lugar a dudas. ¿Por qué? Porque, primero, tienen el motor, que es lo monetario, el dinero lo tienen. Acaban de cerrar, no hace mucho, hará cuestión de un mes, un patrocinio con Arabia Saudí por 100 millones de dólares. Y, quieras o no, la infraestructura la tienen. Solo necesitan que vayan haciendo cantera, que vayan sacando a nuevos luchadores y que vayan creando sus estrellas.

Es cierto que el movimiento de Francis Ngannou fue increíble, tanto como el que tienen con Jake Paul, como el que tienen con boxeadoras como Amanda Serrano, que son grandísimas boxeadores de élite, campeona mundiales de muchas divisiones de boxeo, que han hecho su transición a las MMA. PFL tiene a ese tipo de luchadores y luchadoras blindados y está creando esa cartera de luchadores que dan ganas de que la gente vea y ponerse a la altura de la compañía contraria.

¿Se ve en PFL en el futuro o de tener la oportunidad de dar el salto a UFC lo daría?

Esa es una pregunta, la verdad que bastante buena, porque primero mi foco está en ganar este torneo, mi objetivo es ganar este torneo, una vez que acabe, seguramente se me dé la oportunidad de ir a por el torneo del millón. Ese trabajo se lo dejo a mi manager, Pedro Faustino. Él sabe qué movimiento nos conviene y en sus manos dejó esa decisión porque es una decisión muy complicada en la que debemos de salir todos beneficiados, pero no me cierro ninguna puerta, no me cierro ninguna puerta.

¿Que nos va a ofrecer Abdellah Er Ramy el día que se cierre la jaula el próximo 30 de septiembre?

Van a ver a un luchador dinámico, muy explosivo, que va a hacer su trabajo. Mucha gente que ya me haya visto anteriormente sabe cuál es mi estilo de pelea. No voy a los puntos y eso es lo que verán.