16 June, 2024

Los Golden State Warriors consideraron muy seriamente firmar a Dwight Howard para cubrir una de sus carencias más aparentes antes de arrancar la temporada regular. La falta de tamaño vuelve a ser una característica evidente del conjunto de Steve Kerr, que sin embargo parece decantarse ahora por buscar un complemento en las alas y tirar con el juego interior que mantiene ahora mismo en plantilla. Esta situación beneficia a Usman Garuba, que por virtualmente nada les puede aportar profundidad y aspectos positivos como jugador two-way. 

Así lo indica en su última pieza en The Athletic Anthony Slater, uno de los periodistas más conectados con los entresijos de la franquicia de San Francisco. “Usman Garuba es visto como una pieza de profundidad y gran potencial”, comenta después de hacer un repaso al actual esquema interior de los Warriors y la decisión de no fichar a Howard.

Golden State empezará su campo de entrenamientos con Kevon Looney como cinco titular y Draymond Green ejerciendo en muchas ocasiones de falso pívot. El croata Dario Saric llegó este verano para ejercer el papel de Otto Porter Jr. durante la campaña de campeonato en 2022 y Trayce Jackson-Davis, elegido en segunda ronda del Draft de 2023, ha dejado muy buenas impresiones y ha firmado ya un contrato garantizado antes de su debut en la NBA.

Garuba, con su contrato dual que le permitirá también jugar con los Sant Cruz Warriors en la G-League, puede seguir el camino de otros two-way que han resultado clave en las rotaciones de Kerr en las últimas temporadas del equipo de la bahía.

Los Warriors no tienen a ningún jugador por encima del 2,10, y su torre es ahora Saric con 2,08 metros. Looney, su cinco titular, mide 2,06 metros. Garuba, con su 2,03 y su gran envergadura, prácticamente está al mismo nivel físico que el pívot referente de la franquicia. Si sabe aprovechar sus oportunidades, puede convertirse en una pieza importante del esquema, aunque otra cosa será ver si Golden State no termina echando de menos la presencia de un pívot más contundente durante los playoffs.


Fuente: Mundo Deportivo