22 February, 2024

En Nueva York preparan ya la alfombra roja por si las moscas. Después de las últimas apariciones en los medios de Giannis Antetokounmpo, queda claro que el jugador considerará todas sus opciones de futuro una vez agote su actual contrato con los Milwaukee Bucks. Solo un anillo, parece deducirse, hará que el astro griego esté dispuesto a renovar con la franquicia de Wisconsin sin pasar primero por la agencia libre de la NBA.

A Anteto le quedan dos año de contrato y otro opcional que depende de él. Será agente libre, como pronto, en 2025. Para los Bucks, sin embargo, la renovación que muy probablemente no llegará esta temporada provocará el planteamiento de hipotéticos escenarios de traspaso a partir del próximo curso.

“Soy un Milwaukee Buck, pero antes soy un ganador. Quiero ganar”, decía Antetokounmpo este mes en el podcast 48 minutes. “Debo hacer lo que sea para ganar. Si hay una situación mejor para mí para ganar el campeonato, deberé optar por esa situación“, añadía.

Esa situación la tienen en cuenta los Knicks en su planificación deportiva, ya que conseguir una superestrella lleva años siendo una de sus prioridades frustradas. Lo intentaron con Donovan Mitchell y perdieron la partida con los Cleveland Cavaliers. Como resultado, tuvieron que conformarse con Jalen Brunson, un magnífico jugador que todavía está lejos de poder considerarse gran estrella. Desde los tiempos de Carmelo Anthony, que se despidió en 2017, en NY echan de menos a un gran astro.

New York, según apunta Ian Begley de SNY, no se casará con la idea de reservar todas sus fichas para ir a por Antetokounmpo, pero si le tendrá muy en cuenta cuando salgan oportunidades de mercado esta y la próxima campaña. Es un hecho que no estarán solos en la hipotética persecución del interior griego y dos veces MVP de la NBA, y un all-in puede resultar arriesgado.

Nueva York tiene a cuatro futuras primeras rondas del Draft entre sus principales activos negociadores. Será una de las franquicias con mayor margen de maniobra y oferta si los Bucks se abren a la posibilidad de traspaso. Más activos todavía tendrán Oklahoma City y Houston, mercados que sin embargo no son tan apetecibles para una superestrella. El atractivo de la Gran Manzana es evidente para un talento diferencial como Giannis.

Habrá otros equipos que puedan usar esta carta de entorno ideal para todo lo que va más allá de la pista. Toronto, Miami o Los Ángeles son mercados muy interesantes para los jugadores de la liga gracias a su combinación de éxito deportivo y vida extradeportiva. Ramona Shelburne, periodista de ESPN, apuntaba tanto a Knicks como Lakers como principales destinos favorecidos por Antetokounmpo, incluyendo también a los Heat en la ecuación. La llegada de Damian Lillard, sin embargo, podría cambiar las opciones de la franquicia de South Beach.

Todo dependerá, como explicó el propio Antetokounmpo, de si los Bucks pueden seguir armando un grupo competitivo para luchar por el anillo. “No seré la mejor versión de mi mismo si no sé que todos estamos en la misma página, que todos vamos a por el título, que todos sacrificarán su tiempo como yo. Si no lo siento, no voy a firmar“, comentó sobre su futura agencia libre en 2025. Si el griego no lo ve claro, la temporada 2024-2025 puede estar marcada por la salida al mercado de uno de los mejores jugadores contemporáneos de baloncesto.


Fuente: Mundo Deportivo