22 February, 2024

No siempre sucede en el Turismo Carretera. La temporada pasada, por caso, Agustín Canapino (Chevrolet) protagonizó una gran Etapa Regular y comenzó la Copa de Oro con 31 puntos de ventaja. Sin embargo, perdió efectividad desde el inicio del “play-off” y llegó al Premio Coronación ubicado 4º en la tabla de posiciones, a 44 puntos de José Manuel Urcera (Torino), a la postre campeón. Este año, en cambio, la tendencia que se vio en la ER no sólo se corroboró en el arranque del minitorneo sino que se acentuó.

Y lo que se vio tanto en la Etapa Regular como en la 1ª fecha de la Copa de Oro que se disputó en San Luis fue una supremacía de Ford, más precisamente de los autos de Mariano Werner (Fadel Racing) y Julián Santero (LCA Racing). El entrerriano ganó la Etapa Regular, escoltado por el mendocino. Y en el “Rosendo Hernández” se iba a repetir ese mismo orden en la Final, pero Werner tuvo el problema con la bomba de nafta en la última vuelta y las posiciones se invirtieron.

Werner y Santero lucieron un escalón por encima de sus rivales en el circuito puntano y fueron los dos únicos pilotos en condiciones de pelear por la victoria. Julián dominó la clasificación y se convirtió en el primer piloto que repite una “pole position” en la temporada (la 1ª fue en Centenario). El domingo, en tanto, consiguió su 2ª victoria del año (ya había ganado en El Calafate) y se sumó a Mariano, que hasta entonces era el único que había repetido triunfo (Viedma y Posadas).

La cosecha de puntos que han tenido Werner y Santero en este 2023 está respaldado por el gran rendimiento de ambos en clasificación. De hecho, son los 2 mejores en ese aspecto: el piloto del LCA Racing tiene en esa instancia una posición promedio de 9,8 su colega del Fadel Racing, de 11,1. Detrás se ubican 3 pilotos del JP Carrera: Diego Ciantini (Chevrolet), con 12,3; Valentín Aguirre (Dodge), con 12,4; y Santiago Mangoni (Chevrolet), con 12,8. La diferencia es que Werner sólo abandonó 1 vez y Santero, 2; mientras que Ciantini y Aguirre lo hicieron 4 veces cada uno y Mangoni desertó en 3 ocasiones.

En la Copa de Oro, Werner le lleva 18 puntos a Santero, quien a su vez tiene una ventaja de 16 unidades sobre Mangoni, que se ubica 3º. Después de los 3 primeros, aparece un grupo de 6 pilotos -incluidos dos que hoy estarían clasificando al “play-off” a través de la regla de los “3 de Último Minuto”- que todavía deben la victoria para ser campeón.

Ford cosechó en San Luis su 6º triunfo de 2023 (el 66,6% de Werner y Santero) y suma 1 victoria más que las otras 4 marcas juntas (5 éxitos), con lo que se aseguró culminar el año como la marca más ganadora; a lo sumo, el “Óvalo” podrá ser igualado por Dodge o Chevrolet, si es que una de las dos se adjudica las 4 fechas que quedan.

Claro que el final de temporada de Ford podría ser aún mejor. Si la tendencia que vienen mostrando Werner y Santero se mantiene, podría darse algo que no sucede hace 10 años: que los dos principales candidatos al título en la última fecha sean del “Óvalo”. En 2013, fueron Diego Aventin (a la postre campeón) y el propio Werner. Algo similar ocurrió en 2021 con Mariano y Mauricio Lambiris, pero en aquella ocasión el uruguayo había llegado al Premio Coronación sin el triunfo que exige el reglamento y el 2º mejor posicionado entre los ganadores era Agustín Canapino (Chevrolet).


Fuente: Campeones