21 February, 2024

Carlos Alcaraz, actual número 2 del tenis mundial, opta a recortarle 1.500 puntos a Novak Djokovic, que es el uno, en los dos torneos que el murciano afrontará en China, el ATP 500 de Pekín y el Masters 1.000 de Shanghai, y en los que el serbio ya ha comunicado que no participará.

El joven tenista de El Palmar, de 20 años, debutará en esos campeonatos y realizará por primera vez la gira asiática después de afrontar la americana, que culminó en el Abierto de Estados Unidos, cuarto y último Grand Slam de la temporada en cuyas semifinales cayó frente al ruso Daniil Medvedev por 6-7 (4), 1-6, 6-3 y 3-6.

En Nueva York, el título que defendía Alcaraz lo conquistó Djokovic, por lo que ahora el veterano jugador de Belgrado, de 36 años, es el destacado líder del ranking ATP con 11.795 puntos, que son 3.260 más de los que tiene el español, que ahora cuenta con 8.535.

Pese a esa diferencia actual Alcaraz confía en hacer un buen tramo final de curso ya desde Pekín y pasando por Shanghai para luego volver a Europa y disputar el ATP 500 de Basilea, en Suiza; el Masters 1.000 de París-Bercy, en Francia; y las Nitto ATP Finals de Turín, en Italia.

Hay que tener en cuenta que el pupilo de Juan Carlos Ferrero solo defiende 380 puntos en los torneos que quedan por celebrar en este 2023, los 180 que logró el pasado año en Basilea al llegar a semifinales, otros 180 en París, donde fue cuartofinalista -todos esos puntos los podrá recuperar e incluso incrementar al tener prevista su presencia en ambas citas- y los 20 de Astaná, a los que renuncia al no tomar parte en esta ocasión en ese ATP 250 en el que hace 12 meses fue eliminado en primera ronda.

Alcaraz podría añadir 4.140 nuevos puntos a su cuenta pues, además de los 1.500 que se pondrán en juego en China, está en disposición de ganar 320 en Basilea, 820 en París y los 1.500 de la Copa de Maestros en la que debutará tras perderse la anterior edición por culpa de una lesión abdominal cuando se había ganado el derecho a participar y además como primer cabeza de serie.

En el hipotético caso de que Alcaraz ganase todos los puntos a los que tendrá acceso acabaría el año con 12.675.

Djokovic, mientras tanto y a falta de conocer su calendario definitivo para estos meses, defendería 2.850 puntos -los 1.500 de Turín, donde ganó en 2022 y además venciendo sus cinco partidos-, 600 en París, 500 en Basilea y 250 en Tel Aviv, en Israel.

En esos cuatro torneos solo tendría la ocasión de incrementar su puntuación en el ranking ATP con 400 puntos en la capital francesa, donde perdió la final el pasado año, pues en los otros sí conquistó el título.


Fuente: Mundo Deportivo