22 February, 2024

El 30 de septiembre de 2022, MotoGP anunciaba que el Mundial de motociclismo visitaría India por primera vez en su historia en 2023. Carmelo Ezpeleta ya había estado sondeando la posibilidad durante varios años y, al fin, los numerosos rectores indios habían dado el visto bueno a reformar el circuito de Buddh, al sur de Nueva Delhi, para acoger un gran premio.

India celebra el 75 aniversario de su fundación y la cita debe ser uno de los acontecimientos de estos festejos. Tiene ya una población de más de 1.400 millones de personas y, algo casi igual de importante, 200 millones de motos en sus carreteras, lo que representa que el 75 por ciento de sus vehículos es a dos ruedas.

Por esa y otras razones, es el gran premio del año para MotoGP. El organizador lo ve clave para su expansión, para ganar aficionados y los fabricantes, como un mercado vital. “Tenemos muchos fans en la India y estamos emocionados de poder llevar este deporte a su país. La India es también un mercado clave para la industria del motociclismo y, por tanto, para MotoGP como cúspide del mundo de las dos ruedas. Tenemos muchas ganas de correr en el Circuito Internacional de Buddh”, decía Ezpeleta.

Así, por ejemplo, Honda y Yamaha han ‘convocado’ a sus pilotos oficiales, Marc Márquez y Joan Mir, por un lado, y Fabio Quartararo y Franco Morbidelli, por el otro, para visitar sus cuarteles generales en el país. Buscan tirar de la imagen de los ídolos para ganar prestigio, un reclamo que no poseen las firmas locales.

MotoGP, por su parte, hasta ha preparado un partido con varios pilotos jugando al cricket, uno de los deportes nacionales del país. Una unión para buscar más relevancia y promoción. El propio Dan Rossomondo, nuevo director comercial de MotoGP, ve clave esta cita.

Dos grandes problemas

Pero para lograrlo había dos escollos a salvar. Por un lado, la seguridad. Buddh tiene varios muros muy cercanos a la pista y había que homologarla. Según el director comercial del trazado, oficialmente ya lo tienen… desde la semana pasada. Los pilotos, por su parte, recibían garantías de ello casi en cada Comisión de Seguridad. Con todo, ellos no se fían. En Barcelona tuvieron una reunión de ellos solos y vigilarán de cerca que todo esté en orden.

El segundo gran problema es la burocraciaLa F1 ya corrió en Buddh, de 2011 a 2013. Bernie Ecclestone fue el impulsor, pero acabó harto de que se fiscalizara cada pieza de cada caja de cada coche. Por eso la Fórmula 1 dejó de ir. Ahora, los gestores aseguraron a Dorna que esto ha cambiado. Sin embargo, varios miembros de equipos o prensa se están encontrando con problemas con los visados y han perdido sus vuelos. Por ejemplo, Marc Márquez. Sin embargo, nada debería impedir que se celebrara la prueba, pues es vital para MotoGP. IRTA, la asociación de equipos, está dispuesta a pagar unos nuevos.

“Es muy emocionante ir a un circuito y un país nuevo. Estoy emocionado“, decía Augusto Fernández, del GasGas Tech3. Va a ser un fin de semana especial para todo el Mundial de MotoGP. Tengo ganar de ir a esta nueva aventura”, afirmaba Pol Espargaró. “Estoy muy emocionado de conocer a todos los aficionados de la India. Siempre es bonito cuando MotoGP llega a un nuevo país, con gente nueva y nuevos aficionados para compartir nuestro deporte y nuestra pasión”, certificaba Marc Márquez…. antes de no partir. “Visitar un lugar nuevo siempre es muy emocionante, se ve en las redes sociales la cantidad de fans que hay de la India, así que creo que es muy importante ir a verlos”, apuntaba Joan Mir. Están listos para hacer historia, con un estreno en el que se mirará al detalle para que todo salga bien. Tras consolidar Indonesia o vivir aumentos de asistencia en casi todos los trazados, con Le Mans, como el mejor ejemplo, MotoGP necesita un éxito en India.


Fuente: Marca