21 February, 2024

El triunfo por 22 a 15 y puso al rojo vivo el Grupo C de la competencia. Y Fiji no se resignó y fue a buscar su revancha. La derrota con Gales por 32 a 26 y esa última pelota que pudo haber cambiado la historia a su favor fue archivada y sus figuras se pusieron en mente derrotar nada menos que a Australia en su segunda presentación.

Sabían que se jugaban una carta a todo o nada y así lo plantearon, con dientes apretados y no dejándolos hacer a unos Wallabies que si bien sumaron de arranque con un penal de Ben Donaldson para el 3 a 0, no pudieron mantener el score en su favor y esos primeros minutos quedaron en el olvido superados a medida que avanzaba el partido y la precisión y los penales de Simione Kuruvoli se sucedían para alternarse en el resultado e irse arriba al finalizar la primera parte por 12 a 8.

Australia había apoyado su conquista a los 23 minutos cuando apoyó Mark Nawaqanitawase en un quedo de la defensa fijiana – tal vez el único del partido – para ponerse al frente 8 a 6. De ahí en más los canguros nunca pudieron controlar a los fijianos y por más que faltaban 40 minutos por delante con el score 12 a 8 se dieron cuenta de que podían dar el gran golpe que días atrás se les escapó por muy poco.

Destrezas y manejo de la pelota en velocidad nunca le faltaron, pero a esas características tradicionales del rugby isleño, y que tan bien lo vemos en el circuito de seven, los fijianos le agregaron esa cuota de concentración y fiereza en el scrum y el maul. Esa cuota de fuerza en el contacto, quizá fue siempre su parte más débil. Apuntalaron un juego para destacar y en este caso ante los Wallabies demostraron que el cambio lo habían aprendido. Además aprovecharon el desconcierto de Australia para marcar en el inicio de la segunda etapa un try a través de Josua Tuisova y con la conversión de Simione Kuruvoli poner en menos de 5 minutos el score 19 a 8 en su favor.

Australia lo fue a buscar, atontado por no esperar tremendo golpe en el arranque del segundo tiempo y Fiji respondió una y otra vez defendiendo con fiereza.

A los 20 minutos Australia iba e iba y el score seguía igual, la pared bancaba como podía y frenaba los embates una y otra vez. La cara de Eddie Jones lo decía todo, Australia no podía.

Las principales acciones de la sorpresa de Fiji

Y Fiji se agrandó y a 15 minutos del final tuvo otro penal, que esta vez Frank Lomani acertó para poner el 22 a 8 con menos de 13 por jugarse.

El público local apoyaba a Fiji con sus cantos, Australia sabía que tenía que dejar el resto con todo lo que tenía. Y así lo hizo cuando consiguió el try que apoyó Suli Vunivalu y convirtió en Donaldson para quedar a tiro de try convertido de la igualdad. Quedaban menos de 10 minutos y ganaba Fiji 22 a 15 en otro apasionante final.

Y Australia fue una vez más y Fiji lo bancó, y en base a las patadas de su fullback lo mantenía lejos de su campo. Los minutos pasaban y el reloj jugaba en contra de los poderosos Wallabies que caían ante la sorpresa del mundial: Fiji.

Y fue final y Fiji lo logró, ganó 22 a 15. Superó a Australia y dio el primer gran golpe del mundial. Fiji hizo historia y va por su clasificación en el Grupo C, que está abierto. En la tarde del domingo los fijianos quedaron en la historia grande del rugby mundial y dieron el primer gran golpe de Francia 2023.


Fuente: Infobae