22 February, 2024

Era el esperado día del test de Misano de MotoGP, en el que Honda o Yamaha se ‘jugaban’ su futuro. Debían enseñar sus primeros prototipos de 2024, la base de sus motos de la próxima temporada. Y, lo más importante, debían mostrar que son más competitivos que los actuales para retener a sus estrellas. Marc Márquez ya había dejado claro que si no le convencía podría irse, Gresini Ducati es su plan B. Con todo, al tener contrato de un año aún, parece más factible que se quede. O eso piensan en HRC.

En Yamaha, Fabio Quartararo competirá con ellos en 2024, pero quería ver pruebas de mejoría para no empezar a buscarse un futuro fuera para 2025. La clave está en el motor, el primero hecho con las indicaciones de Luca Marmorini, antiguo ingeniero de Ferrari en F1. Es más, estaba en el box. Se unió un nuevo chasis y cambios aerodinámicos.

Mientras, en Ducati había muchas bajas por las lesiones. Pecco Bagnaia y Marco Bezzecchi descansaron para recuperarse de sus golpes tras las caídas en Barcelona. Tampoco estuvo el operado Enea Bastianini -que fue baja en el GP de San Marino- ni el probador Michele Pirro, que se cayó en carrera y tiene una contusión en un tobillo, ni Fabio Di Giannantonio, con dolores en un hombro por una caída estos días.

En KTM rodaron con el chasis con partes en fibra de carbono que ya llevó Dani Pedrosa en el gran premio.

En Aprilia, también el chasis de fibra de carbono fue la gran novedad. Su probador, Savadori, ya lo había usado en algún ensayo. Igualmente, tenían un nuevo embrague y cambio. Miguel Oliveira estuvo con una versión de la RS-GP actual -en el RNF él y Raúl Fernández llevan normalmente una de 2022-.

El entrenamiento se dividió en dos sesiones: de 9:00 de la mañana a 12:45 y de 14:00 a 18:00. El tiempo acompaña con sol y buenas temperaturas.

Takaaki Nakagami era el primero en salir, seguido por las Aprilia. El resto resistía algo más para esperar a que la pista cogiera más temperatura.

A las 10:01 se abría la persiana del box del ilerdense en el Repsol Honda. Se veía que tenía una con los colores habituales y otra con el diseño de HRC, blando, azul y rojo, con el ’93’ delante. Es la que llevó Bradl en el gran premio, pero con un nuevo motor. También se apreciaban muchos más ingenieros japoneses de lo habitual.

A las 10:21, al fin, Marc partía con la montura con el diseño del Repsol Honda, es decir, la versión 2023. Al momento, se le unía Joan Mir, con otra moto ‘pintada’ igual. Se trataba de hacer una tanda para ver cómo estaba la pista y así poder comparar mejor con la nueva.

Unos minutos más tarde, a las 10:42, Mir ya sí partía con la versión 2024 para dar sus primeros giros. Era una tanda corta y retornaba rápido.

Y al fin llegó el esperado momento. A las 11:20, Marc Márquez salía con la Honda 2024. A simple vista, el chasis es diferente, dado que el motor era el de 2023. Fue una tanda corta, de unas cinco vueltas. Los nipones se arremolinaban en el box a escuchar sus comentarios.

Por supuesto, desde fuera, casi toda la prensa también estaba atenta a todo. Las caras en Honda eran serias, incluyendo la de Marc.

Aleix Espargaró tenía una caída en la curva 13, sin consecuencias físicas para el de Granollers.

La Ducati GP23 de Jorge Martín se paraba en plena recta de meta. Gigi Dall’Igna está muy atento a todo en el box del Prima Pramac al no estar los ‘oficiales’.

Al parar para comer, Luca Marini encabezaba la tabla con la Ducati GP22. Discretos tiempos para Marc Márquez.

Para sorpresa de muchos, el de Cervera habló en la pausa del mediodía. Dijo que los problemas son los mismos y alargó la decisión de su futuro.

Joan Mir, al poco, se expresaba en términos parecidos. “Los problemas son los mismos. Las partes negativas siguen ahí”, afirmaba. El balear lamentó no tener el propulsor de 2024.

Aleix no era rotundo respecto al nuevo chasis. “No mejor ni peor, es distinto”, exponía.

Marc Márquez salía por la tarde y mejoraba mucho sus cronos. La pega estaba en que lo hacía con la moto de 2023. Al final, el dominio, cómo no, fue para Ducati, con Luca Marini, con la GP22, una moto del año pasdo.

Quartararo tampoco lo ve claro. “Esperaba algo mejor de este test. No puedo decir que el motor sea mejor”, lanzó.

CLASIFICACIÓN TEST MISANO MOTOGP (Final)


Fuente: Marca