21 February, 2024

Este sábado, el Qudos Bank Arena de Sydney fue testigo de una de las sorpresas más grandes de la historia con la victoria por decisión unánime de Sean Strickland sobre Israel Adesanya y así convertirse en el nuevo campeón en las 185 libras.

Strickland se convirtió en un digno campeón

El estadounidense Strickland se burló de Adesanya en los últimos segundos del cuadro final, confiado en la victoria después de 25 minutos de acechar a su oponente, defender brillantemente y usar su boxeo para obligar a Adesanya a luchar con el pie trasero.

Adesanya, quien gobernó como campeón de peso mediano durante la mayor parte de los últimos cuatro años, no pudo encontrar una manera de doblegar a Strickland y el nigeriano de 34 años fue atrapado varias veces por fuertes golpes de Strickland que lo frenaron.

“Oh, Dios mío, literalmente nunca en un millón de años pensé que estaría aquí”, dijo Strickland en una entrevista en la jaula después de que el presidente de UFC, Dana White, se envolviera el cinturón del campeonato alrededor de su cintura.

Después de darle una recepción hostil en su camino al octágono y animar a Adesanya, quien creció en la vecina Nueva Zelanda, la multitud aclamó al nuevo campeón por su valiente actuación.

“Ha derrotado a la mayoría de mis amigos con bastante facilidad, así que incluso estaba dudando de mí mismo, pero debo decirles a los fanáticos que ustedes me motivaron”, dijo Strickland.

Strickland tuvo la victoria desde el primer asalto

Strickland marcó el rumbo hacia la victoria con un derechazo atronador al final del primer asalto, casi asegurando un nocaut, y aunque Adesanya logró llegar al descanso, nunca volvió a ponerse en marcha después de eso.

Conocido por sus golpes creativos, Adesanya, nacido en Nigeria, se volvió cada vez más desesperado a medida que avanzaba la pelea y ganó sólo uno de los cinco asaltos, y los tres jueces le otorgaron el resto a Strickland con tarjetas idénticas de 49-46.


Fuente: Mundo Deportivo