20 July, 2024

“Creo que es el partido que quieren ver todos después del ‘partidazo’ que hicimos el año pasado”, señaló Carlos Alcaraz varias veces después de meterse en cuartos de final del US Open. Hablaba de un posible séptimo episodio de su clásico con el italiano Jannik Sinner. Cerca de las dos de la madrugada del martes el reencuentro se frustró, ya que se inmiscuyó el alemán Alexander Zverev rememorando sus momentos de candidato a todo antes de la graves lesión de tobillo sufrida en las semifinales de Roland Garros 2022 ante Rafa Nadal.

El germano, 26 años y nº 12 mundial, aunque acariciando de nuevo el top-10, eliminó a Sinner un agónico partido de 4h.41’. Acabaron fundidos ambos. El italiano, lesionado, Sascha dejándose una energía que puede necesitar la madrugada española del miércoles al jueves, sobre las 03:00 horas, ante un más fresco campeón y número uno mundial.

Será el segundo partido de la sesión nocturna del miércoles en Nueva York. A la una de la madrugada abrirán la bielorrusa Aryna Sabalenka, a partir del lunes número uno mundial, y la china Qinwen Zheng.

Un duelo caníbal. Alcaraz compite por cada aspecto que esté en juego, también el palmarés directo, que es negativo (2-3) con Zverev, su verdugo en el Roland Garros de 2022, su víctima meses atrás en Madrid 6-1 y 6-2. Los antecedentes en pista dura son favorables al teutón, pero cuando el murciano era un niño en 2021.

A sus 20 años, en un crecimiento deportivo prodigioso, aspira a una cuarta semifinal consecutiva en Grand Slam, que no deja de ser para él una parada más hacia su objetivo de revalidar corona. A lo grande, porque después de Zverev tendrá delante a un ruso, Medvedev o Rublev, y el colofón más esperado sería con Djokovic.

“He vuelto”, proclamó Zverev, con ganas de romper la dicotomía Alcaraz-Djokovic. Criticó días atrás que sólo se hablara de ellos como opción a la victoria. Finalista en 2020, batido por el austríaco Dominic Thiem, siempre ha sido competitivo, también un tanto altivo. Tiene hambre de gloria tras haber visto peligrar su carrera de un día a otro por un resbalón.

Reciente campeón en Hamburgo, semifinalista en Cincinnati plantando batalla a Djokovic, “esta recuperando su nivel top”, reconoce Alcaraz. “Con él también he jugado grandes partidos y será duro”, apostilló.

Zverev hizo ‘semis’ en el último Roland Garros aprovechando un muy buen cuadro. Luego fue presa fácil de Casper Ruud. Tendrá que recuperar fuerzas ya que su desgaste contrasta con la frescura de Alcaraz, que ha estado prácticamente seis horas menos en pista (8h36’ a 14h.15’).

Zverev reconoció que “en el cuarto set pensé que estaba acabado, pero recuperé la energía con la ayuda del público. Tengo que recuperarme de un partido tan físico, creo que sí estaré preparado contra Alcaraz. No sé cómo acabará, pero lo voy a dar todo, como siempre. Lucharé hasta el último momento”, significó.

Alcaraz se ha impuesto en 15 de 16 encuentros en el US Open, en 23 de los últimos 24 de Grand Slam. Lidera la clasificación de partidos ganados esta temporada, 57-6. “Estoy jugando a un gran nivel, hay que seguir así”, señaló el pupilo de Juan Carlos Ferrero, que restó trascendencia al vendaje en el muslo izquierdo: “Noté un poco de dolor, pero nada serio”


Fuente: Mundo Deportivo