20 July, 2024

Argentina fue campeona del mundo en 2022. No el 18 de diciembre, que también, sino el 5 de noviembre. Ese día no fue Messi quien levantó la copa, fue Fernando Belasteguín.

Con esa victoria Argentina se hizo con el Mundial de Pádel, una competición que ocurre cada dos años desde 1992. Consiguiendo así su undécimo mundial masculino (1992-2006, 2012-2016 y 2022), se alejaba aún más de España en su peculiar – y casi privada – lucha por la supremacía del pádel mundial. El país peninsular por su parte cuenta con cuatro títulos mundiales masculinos (1998, 2008, 2010 y 2021) que hacen que la diferencia de palmarés sea notoria.

Es en el cuadro femenino donde España está destacando más las ultimas citas. Con los últimos cinco mundiales en su haber, la selección española tiene un total de ocho trofeos (1998, 2000, 2010 y de 2014 a 2022), los mismos que Argentina (1992-1996, 2002-2008 y 2012). La diferencia de dinámicas es clara y puede ser un factor decisivo en próximo mundiales.

¿Cuál es el formato de la competición?

El torneo cuenta con una fase final que disputan los 16 mejores países. Para acceder a ese grupo, las selecciones pueden clasificarse por el ranking de preclasificados en base a los puntajes FIP o al ir superando eliminatorias.

Antes de los cruces de eliminatoria – desde octavos hasta la final – se disputan unas fases de grupos que marcan cómo se ordenan estos países, desde el primer puesto hasta el dieciseisavo.

El enfrentamiento entre conjuntos nacionales se resuelve “al mejor de tres partidos”. El entrenador selecciona antes del encuentro a seis de los ocho jugadores y estos deberán ir saliendo en el orden indicado según avancen los partidos. Un enfrentamiento puede resolverse únicamente por 2-0 o 2-1. En el primer caso no haría falta disputar un tercer partido y en la segunda opción ese tercer partido toma carácter de final, quien gane pasa de ronda.

Los países con más mundiales

Uno de los puntos más negativos de esta competición es uno que, a la vez, no se puede evitar, no hay sorpresas. Argentina y España son las dueñas de los mundiales sin ningún tipo de duda.

La albiceleste es la dominadora absoluta de la competición. Con 11 títulos mundiales en el cuadro masculino y 8 en el femenino, nunca ha faltado a una final. Esto da muestra de la superioridad de los jugadores argentinos frente al resto.

En segundo lugar, con 4 mundiales masculinos y 8 femeninos, se encuentra la selección española. La mejor generación de jugadores españoles no ha sido suficiente para recortar distancias con Argentina. Nombres como Lebrón, Paquito o Galán no han podido ganar más de un mundial en las últimas cinco ediciones. Si lo han sido Salazar, Triay o Ari Sánchez, las cuales – entre muchas otras jugadoras – han podido empatar en palmarés a las jugadoras argentinas.

El tercer puesto por historia es para Brasil. Es el país más consistente tras las campeonas, pudiendo disputar dos finales masculinas y una femenina. Aunque su lugar natural suele ser la medalla de bronce, en los últimos mundiales está sufriendo más que de costumbre por esa plaza.

Países como ItaliaSueciaFranciaPortugalUruguay Chile cada vez son más competitivos en esta competición y luchan por puestos más altos. La globalización del pádel hace que este llegue cada vez a más sitios y sean más los países con posibilidades reales de luchar por un título mundial. Esto sería positivo para la competición porque cuantos más ganadores distintos haya, mayor valor tendrá conquistar el trofeo.

¿Qué ha pasado en los últimos mundiales?

El conjunto español salió de Doha en 2021 como claro vencedor. En el cuadro masculino la pareja formada por Galán y Coello consiguieron obtener el primer punto para La Roja al ganar a Sanyo y Tapia por 6-1 y 7-5 y más tarde el regreso de la pareja formada por Paquito y Lebrón le darían el título a España tras ganar por 6-2, 3-6 y 7-5 a Belasteguín y Di Nenno.

Por su parte las jugadoras españolas consiguieron su séptimo título al ganar por 2-0 a la selección albiceleste. Triay y Salazar derrotaron a Jensen y Campus con un contundente 6-2 y 6-0 y posteriormente Paula Josemaría y Ari Sánchez terminarían de decantar el partido al ganar por 7-6, 2-6 y 4-6 a las argentinas Osoro y Delfi Brea.

El conjunto argentino celebrando la victoria en el Mundial de Qatar 2022

El conjunto argentino celebrando la victoria en el Mundial de Qatar 2022- FIP

Los argentinos tuvieron su oportunidad de revancha en el mundial de 2022 celebrado en Qatar en lo que sería una final apasionante. El primer partido se lo llevó España tras la victoria de Lebrón y Paquito frente a Tapia y Chingotto por 3-6, 7-5 y 6-3. Los Superpibes llegaron al rescate de su país al conseguir poner el 1-1 en el marcador tras ganar de forma contundente a Coello y Galán por 6-3 y 6-2. Con todo por decidir, el tercer partido enfrentó a Alex Ruiz y Momo González contra las leyendas argentinas, Fernando Belasteguín y Sanyo Gutierrez. Resolviendo el partido en tres sets, los argentinos se hicieron con el mundial masculino tras un apretado 6-4, 5-7 y 6-3.

No pudieron tomarse la misma revancha las jugadoras argentinas que volvieron a perder por 2-0. En el primer partido Paula Josemaría y Ari Sánchez derrotaron a Osoro y Brea por 7-6 y 6-4 y en el siguiente partido Triay y Salazar consiguieron el mundial para España tras un 6-1 y 6-2 contra Bidahorria y Virginia Riera.

El siguiente Mundial, previsto para 2024, no tiene sede oficial de momento pero deja, de nuevo, a Argentina y España como rivales a batir en el cuadro masculino y femenino respectivamente.