19 June, 2024

La prueba de la Copa del Mundo de natación en aguas libres prevista para este domingo en el Sena ha sido suspendida debido a la contaminación en las aguas del río, anunció World Aquatics, la federación internacional.

Las lluvias anormalmente intensas que ha experimentado París en las últimas semanas han llevado la calidad del agua a niveles “por debajo de los estándares aceptables para salvaguardar la salud de los nadadores”, explicó Worls Aquatics en un comunicado.

La prueba era la cuarta de la Copa del Mundo de la especialidad, con una competición femenina y otra masculina, ambas de 10 kilómetros. Iba a servir como primer selectivo español para el Mundial de Doha con la presencia de Ángela Martínez, Candela Sánchez, María de Valdés, Guillem Pujol, Carlos Garach y Alejandro Puebla.

A pesar de que la suspensión de la prueba por el centro de París es “decepcionante”, “la salud de nuestros deportistas debe ser siempre nuestra principal prioridad“, señaló el presidente de la federación internacional, Husain al Musallam.

La decisión podría haber tenido en cuenta el episodio ocurrido el pasado fin de semana en Sunderland (Reino Unido), cuando varias decenas de deportistas sufrieron síntomas de gastroenteritis tras disputar una prueba de la Copa del Mundo de triatlón, algo que se ha atribuido a la contaminación por la bacteria E.coli de las aguas marinas donde se disputó la prueba de natación.

En París, las lluvias mucho más copiosas de lo normal en las últimas semanas han aumentado la contaminación, especialmente por E.coli.

Ello hizo suspender el entrenamiento del viernes y aplazar del sábado a hoy domingo la prueba femenina, que se celebraría antes de la masculina, a fin de dar una última oportunidad a nuevos análisis de las aguas en la madrugada de hoy.

La prueba parisina buscaba ser un ensayo general de las pruebas de natación en aguas libres y de la natación del triatlón que se celebrarán en el mismo escenario en los Juegos Olímpicos justo dentro de un año.

El inicio de las competiciones iba a ser en el mismo lugar que las pruebas olímpicas, el histórico puente que lleva el nombre del zar Alejandro III.

El baño en el Sena en la capital y sus alrededores fue prohibido en 1923 por motivos de salud, aunque hay gente que lo practique.

El Gobierno francés y las autoridades locales y regionales lanzaron hace años un ambicioso programa para mejorar la gestión de las aguas residuales y de las aguas de lluvia, con una inversión de unos 1.400 millones de euros.

El objetivo es que el río pueda ser apto para el baño para 2024.

World Aquatics recordó hoy que hay varios proyectos de infraestructuras que todavía tienen que ser completados en los próximos meses a fin de garantizar la calidad de las aguas.

“Está claro que hace falta más trabajo con París 2024 y las autoridades locales para asegurar que hay planes de contingencia sólidos en marcha para el año próximo”, advirtió World Aquatics.

Las autoridades parisinas aseguran que varias instalaciones, como un gran depósito de agua de lluvia de 50.000 metros cúbicos de capacidad, van a estar ultimadas a comienzos de 2024 a fin de asegurar la celebración de las pruebas olímpicas.

Y para 2025 el Ayuntamiento ha anunciado ya la creación de tres zonas de baño en el Sena a su paso por la capital, un legado de los Juegos para los habitantes de la capital.


Fuente: Mundo Deportivo