20 July, 2024

Luego de la lluvia intensa que azotó Miami, y que obligó a postergar el partido por más de una hora, Lionel Messi brilló como el sol y le dio al Inter Miami una gran victoria 3-2 en el clásico contra Orlando City, la cual le permitió avanzar a los 8vos. de final de la Leagues Cup. El equipo de Gerardo Martino, que venía de dos buenas victorias ante Cruz Azul (2-1) y Atlanta United (4-0), sostuvo la buena racha gracias a dos golazos de Leo y otro de penal de Josef Martínez.

César Araujo, con quien Leo tuvo varios cruces en el césped (empujones, patadas, puteadas y hasta una discusión al término de la primera mitad) marcó el 1-1 y llevó paridad al descanso. Ahora, con el 10 argentino transitando un momento fenomenal, Las Garzas visitarán al FC Dallas con el objetivo de poner su nombre entre los ocho mejores de Norteamérica.

Para el cruce en el DRV PNK Stadium de Florida, el Tata apostó por el mismo equipo que había goleado a Atlanta: Callender en el arco; Yedlin, Krivstov, Miller y Allen en la defensa; Arrojo, Busquets y Cremaschi en el mediocampo; y Messi, Josef y Robert Taylor en el ataque. ¿Seguirá manteniendo este equipo el DT argentino? Parecería ser que, con el debut de Jordi Alba y el paraguayo Diego Gómez, más el arribo de Facundo Farías, algunos nombres cambiarán…

El Inter manejó la pelota a discreción, ante un Orlando que le propuso un juego cortado, con mucha presión en la salida y tomando con dos marcas tanto a Busi como a Leo. Sin embargo, una fenomenal combinación entre Taylor y Messi rompió los esquemas: el extremo finlandés la pinchó por encima de la defensa rival, con el objetivo de conectar con un Messi que había picado al espacio. Pecho, volea y adentro. A festejar.

El 1-1 de César Araujo, a raíz de la salida de un córner, puso en aprieto a las Garzas. El poco tiempo entre ambos goles no le permitió al Inter tomar definitivamente las riendas del encuentro, cayendo en las patadas, en los balones largos y en los ataques esporádicos, como un tiro libre del 10 y un remate lejano de Benjamín Cremaschi. El inicio del ST trajo consigo una jugada que partió el encuentro: un agarrón imperceptible de Antonio Carlos a Josef llevó al árbitro Ivan Barton a sentenciar la pena máxima. El venezolano se hizo cargo de la ejecución y, desde los 12 pasos, no falló. Luego, con Orlando abocado al ataque, Leo construyó una jugada por la izquierda que desembocó en su 3-1, nuevamente, bajándola de pecho y definiendo de derecha.

Con cinco goles en tres partidos, Messi transformó a un Inter Miami que estaba último de la MLS al cuco de la Leagues Cup. El choque ante Dallas será un nuevo peldaño que Leo deberá sortear en su camino a la gloria. Mientras tanto, sigue dando que hablar en los clásicos: le hizo 26 goles al Real Madrid con el Barcelona, uno al Marsella con el PSG y, ahora, vacunó al Orlando. Cosas que solamente puede generar quien sigue siendo el mejor del mundo.

Leo transformó al Inter Miami, de ser el último de los Estados Unidos, al cuco de la Leagues Cup. (REUTER)
Leo transformó al Inter Miami, de ser el último de los Estados Unidos, al cuco de la Leagues Cup. (REUTER)

Fuente: Olé