19 July, 2024

Se avecina un fin de semana calentito, y no por las altas temperaturas que hay en el Circuito de Hungaroring, en el GP de Hungría de F1. Más bien, porque el penúltimo evento antes de las vacaciones será un lugar de intenso debate por varios temas controvertidos.

Se espera que sea un verano movido en el ‘Gran Circo’. En varios frentes. Por un lado, está la tensión cada vez más grande entre FIA y F1 porque la Federación Internacional de Automovilismo, según apunta ‘Auto Motor und Sport’, está cerca de aprobar la solicitud de admisión tanto de dos nuevos equipos para la F1 del futuro: Andretti y Hitech GP. Mientras, la F1 y los conjuntos actuales están totalmente en contra porque no quieren dividir el ‘pastel’ en más partes. Y ahora, a esa enorme disputa, en la previa del GP de Hungría, le añadimos otro rumor que llega con cada vez más fuerza y que puede levantar muchísima polémica y tensión: según ‘Sky Sports’, dos equipos de la parrilla de F1 se habrían saltado el límite presupuestario impuesto por reglamento, algo que podría acarrear sanciones y suponer una situación muy delicada para la F1.

¿Qué es el techo presupuestario de la F1?

El techo presupuestario se introdujo en la F1 para igualar el gasto máximo que podían realizar los equipos grandes y pequeños a lo largo de un año para aumentar la igualdad y competitividad en pista a largo plazo. Sin embargo, el control de los costes de los equipos es muy difícil, ya que los conjuntos tienen múltiples departamentos, y muchos de ellos con proyectos externos de los que se cree que también podrían sacar información importante para sus coches de F1, algo en lo que la FIA quiere poner especial foco.

El rumor

La FIA había anunciado hace meses que los equipos recibirían de forma individual a finales de este mes de julio el informe sobre los controles realizados, pero en el paddock creció el rumor de que ese plazo se iba a alargar. Eso se relacionó con algún posible problema con el estudio de las cuentas de alguna escudería y algunos medios aseguraron que varios conjuntos podían haber infringido la normativa financiera de la FIA. De confirmarse, se avecinan momentos e mucha tensión e importantes sanciones.

El precedente peligroso de Red Bull en 2021

El problema es que el pasado año, se sentó un precedente en el que la FIA pudo lanzar piedras en su propio tejado. Se detectó que Red Bull había superado de forma “leve” el techo presupuestario de 2021. Alegaban que era cuestión de costes de catering, pero lo cierto es que superaron el límite impuesto por normativa en un año clave: el de la lucha de Max por su primer título contra Hamilton y en el curso de creación de los nuevos coches de la era que empezaría en 2022. Red Bull ganó el título de 2021 y creó el coche campeón y actual dominador. Al equipo no se le quitaron puntos, no se le castigó de forma directa en lo deportivo.  Se le impuso una multa de 7 millones de dólares y una sanción de la reducción del 10% del tiempo de desarrollo en el túnel de viento para este curso.

Ello generó polémica. Sus rivales indicaron que la sanción era demasiado leve, ya que Red Bull, con un coche ya campeón, no se vería afectado por la reducción de horas de túnel de viento y simulación CFD y seguiría ganando. Meses después, Red Bull sigue al frente con una enorme superioridad, dejando claro que ello se debe a su brillantez para afrontar una penalización en desarrollo que ellos consideraron muy dura. 

Horizontal

Red Bull sigue dominando con el mejor coche de la parrilla pese a la sanción que le impusieron por saltarse el techo presupuestario de la F1 en 2021

Mark Thompson / Getty

No castigar a Red Bull de forma dura podría haber creado un mal ejemplo. Se saltaron la norma y siguen ganando. ¿Más equipos iban a hacer lo mismo? De momento, se especula con que dos conjuntos se saltaron también el techo presupuestario de 2022. La pregunta es clara: ¿Qué ocurrirá? Si no hay sanciones más duras, el mal ejemplo podría ir en aumento. Pero si las hay, las quejas serían normales alegando el precedente de Red Bull.

Domenicali pide castigos deportivos ejemplares

De momento, el CEO de la F1, Stefano Domenicali, pidió sanciones deportivas para los equipos “tramposos” que superen el techo de gasto.

“Me gustaría que la sanción fuera deportiva en caso de infracción, es algo que pedimos muy claramente”, expresó el italiano en ‘Motorsport.com’. “Hay tres reglamentos a respetar: deportivo, técnico y financiero. Cualquier infracción debe ser sancionada con medidas deportivas. No se puede ir en otras direcciones”, ha agregado.

Horizontal

Domenicali, a la izquierda, pide sanciones deportivas contra los que se salten el techo presupuestario

Dan Mullan / Getty

Se avecina un verano caluroso, lleno de tensión en la F1. ¿Habrá sanciones más duras? En el caso de que no las haya, más equipos podrían tomarse la ley con menor importancia. Hay mucho en juego.

La FIA ya informó a los equipos que aumentaría su análisis de los costes con el objetivo de acabar con cualquier posible trampa o zona gris por la que algunos conjuntos podrían sacar ‘tajada’ e forma oculta a través de divisiones de proyectos en teoría ajenos a la F1 pero que podrían servir para encontrar rendimiento o datos clave para sus coches de F1. También podría ir por ahí la cosa. El tema se antoja complicado. Se esperan muchas declaraciones al respecto y mucha controversia. La cosa no ha hecho más que empezar.

Más líos a la vista

Se le acumula trabajo a la FIA y a la F1, ya que a este posible problema del techo presupuestario y su resolución, hay que añadirle el ya citado debate sobre la posible entrada futura de dos equipos más de F1, y otra polémica más: los motores de 2026, con equipos como Red Bull en contra de que el 50% de la potencia sea eléctrica, y otros a favor ya que piensan que los de Milton Keynes se quejan porque no están dando con la tecla en la creación de dicho motor.


Fuente: Mundo Deportivo