21 February, 2024

Usman Garuba deja atrás su etapa en Houston Rockets, el equipo que confió con él en el Draft 2021 para abrirle las puertas de la NBA. Dos años después, sin haber tenido un papel predominante en un equipo sin altas pretensiones y con hueco para formar talentos a fuego lento, se encuentra sin un rumbo claro en la liga norteamericana. En Europa, al ver su situación, alguno se frota las manos. El ala-pívot residente en Azuqueca de Henares está llegando a un punto de no retorno en su aventura en Estados Unidos si no lo evita antes. La decisión tampoco es suya.

El jugador de origen madrileño fue traspasado de los Rockets a los Hawks a cambio de nada junto a TyTy Washington. De hecho la compensación económica también se fue de Houston a Atlanta. Era un movimiento para ahorrar dinero a los texanos. Garuba probaba la parte más amarga de la NBA: la de ser una moneda de cambio. El negocio siguió su curso y los Hawks también le mandaron fuera. Junto a Washington, con quien ha formado paquete, para que el cambio fuera, esta vez, con un veterano como Patty Mills. A la ecuación también se unió Rudy Gay en los Thunder del recién renovado Daigneault, pero el que iba a ser su nuevo equipo ya ha dado cuenta de él.

Oklahoma City es la que tiene que responder ahora esta ecuación. Washington ya ha entrado en dinámica, jugando unos minutos en la liga de verano de Las Vegas. Para la pretemporada cuentan los duales y ahora mismo son 21, justo en el límite, contando a Jack White y no a Rudy Gay, que era el cambio que les quedaba por hacer. El de Garuba es uno de los 18 contratos que tienen concertados y en el plantel oficial que deberá comenzar la próxima campaña sólo puede haber quince.

¿Cuál es la situación contractual de Usman Garuba ahora mismo? Tiene contrato hasta, al menos, 2024 porque los Rockets aceptaron la opción del acuerdo en escala de novato por 2,5 millones de dólares. Está completamente garantizado para la 2023/24. Pero hay una fecha a tener en cuenta para su futuro: el 31 de octubre su equipo (ahora, Oklahoma) debe decidir si le amplía el cuarto año de este contrato o no a razón de 4,3 millones, un salto económico muy severo. De ampliarse, en 2025 seguiría atado porque sería agente libre restringido.

En la plantilla de Daigneault parecen fijos numerosos jugadores: el all-star el pasado curso y gran estrella Shai Gilgeous-AlexanderJosh GiddeyLu Dort, el novato Cason WallaceAleksej Pokusevski, los Williams (Jalen y Jaylin), Isaiah Joe, el prometedor Chet Holmgren o el fichado Vasilije Micic. También hay jugadores de rotación con los que se ha trabajado en su mejora y han dado cierto rendimiento: Tre MannOusmane DiengAaron Wiggins o Jeremiah Robinson-Earl. Es una incógnita Kenrich Williams pese a haber demostrado que tiene puntos en las manos. Y luego están los rebotados de otros equipos, por una y otra causa, que son candidatos a ser liberados como lo ha sido Rudy Gay: Davis Bertans o Victor OladipoKeyontae Johnson, el que falta, tiene un contrato dual. Y los mencionados Jack White y TyTy Washington, claro. A ello se tiene que enfrentar Garuba, un ala-pívot bajo (2,03 metros) que en 99 partidos en la NBA ha promediado sólo 2,8 puntos y 3,9 rebotes. Sus virtudes son la defensa, ocupando varias posiciones y enfrentándose a diversos perfiles de jugador, y haber mejorado el porcentaje de acierto en triples, que la pasada campaña llevó al 40%.

¿Mundial? ¿Europa?

Usman, que aún tiene 21 años, se enfrenta a una batalla en la distancia por permanecer en los Thunder, que todavía no han filtrado si se desprenderán o no de él antes de que llegue el campus de pretemporada de septiembre. Para él también hay otro condicionante: jugará el Mundial y tendrá ahí una buena exposición, más si cabe para el público estadounidense si España llega a las rondas finales y/o se enfrenta al combinado de Steve Kerr en ellas. Será un punto de brillo.

Los equipos europeos que se fijarán en él si queda libre serán mayoría. Sus derechos en la Liga Endesa los mantiene el Real Madrid, el club que le formó y del que fue partícipe hasta que en 2021 pagó su cláusula de salida para irse a Estados Unidos. Está por ver que se retorno se dé, cobrando aún de América y cazando un buen contrato en Europa, y, de todas formas, no sería momentáneo.


Fuente: as.com