19 July, 2024

Ons Jabeur alcanzó este jueves la final de Wimbledon por segunda vez consecutiva tras firmar una gran remontada contra Aryna Sabalenka. La bielorrusa, que además de la posibilidad de jugar la final buscaba también el número 1 del mundo, dominaba por 7-6(5) y 4-2 un partido que tenía muy bien encarrilado, pero acabó cediendo por 6-7(5), 6-4 y 6-3 tras encajar cuatro juegos consecutivos fatídicos en la segunda manga.

Jabeur se plantó con un 5-2 en el segundo set, en el que restó para ganar el partido. Se colocó 30-40 y fue ahí cuando se centra la curiosa anécdota que la tunecina contó después del encuentro, ya más relajada y feliz por su victoria.

“Cuando tuve el punto de partido con su saque, la gente empezó a animarme. Yo solo pensaba ‘no, parad, por favor, no me animéis, porque se va a enfadar y me va a meter un ace'”, sorprendió Jabeur tras el partido. En efecto, Sabalenka le hizo un saque directo para salvar la situación. “Se enfadó tanto que me lo hizo”, recordó Jabeur sobre ese momento exacto.

La jugadora africana dispuso de otro punto de partido al resto que no pudo rematar. Eso sí, tras un 40-0 y dos puntos de encuentro desaprovechados con su saque, la tunecina cerró en su quinta bola de partido su pase a la final de Wimbledon. Será su tercera final de Grand Slam, tras perder las de precisamente Wimbledon el año pasado contra Elena Rybakina y la del US Open frente a Iga Swiatek. Solo Marketa Vondrousova le separa de hacer realidad la frase hecha y conseguir que a la tercera vaya la vencida.


Fuente: Mundo Deportivo