21 February, 2024

Todo transcurría con normalidad. Recién terminado su partido de estreno en este BNL Italy Major de Premier Pádel en la pista central, ante el micrófono oficial del circuito, los números uno del ranking, Ale Galán y Juan Lebrón, agradecían el cariño del público, hablaban de cómo afrontan la competición y elogiaban el escenario… y cuando la entrevista llegaba a su fin, el andaluz, de forma repentina, volvió a pedir la palabra.

“No es un mensaje para nadie, solo para la FIP y Premier Pádel”, adelantó El Lobo antes de mostrar los dientes. “Hemos visto el orden de juego de mañana y la pareja 1 y 2 no van a estar en esta pista”, en referencia a la central del Foro Itálico.

En efecto, está programado que Lebrón y Galán disputen hoy su encuentro de octavos de final ante Josete Rico y Agustín Gutiérrez en la pista Pietrangeli 1 en horario de tarde (no antes de las 17.00h); mientras que Los Superpibes serán los encargados de cerrar el turno de partidos en esa misma cancha contra Jon Sanz y Coki Nieto. Ambas jugaron ayer en la pista central.

Hoy, en cambio, las parejas de mayor ranking que pisarán el escenario principal son los terceros cabezas de serie, Paquito Navarro y Fede Chingotto, y la dupla 6, Fernando Belasteguin y Miguel Yanguas; las dos jugaron sus partidos ayer en la pista 1.

“Me parece que es un grave error por parte de la FIP y de Premier Pádel”, declaró el jugador que reclamó a ambas entidades más atención. “Por favor miren lo que está pasando, hay que arreglar estos errores”.

Hasta ahí, el discurso post-partido giró en torno al regreso de Lebrón a la competición. Ayer disputó su primer partido oficial tras 56 días de baja. “Muy contento. Estos nervios siempre están. Gracias a mi compañero Ale y a Mariano que me han sabido aguantar”, explicó el andaluz que, en este tiempo, no ha descuidado la parte física. “Siempre intento estar bien físicamente porque es mi trabajo, juegue o no juegue. Los que me conocen saben que soy un poco duro con la comida y exigente en cuanto al físico. En todo este tiempo no he estado parado, he estado entrenando”, concluyó tras haber declarado su amor por Roma y el público. “Todos los tifosi italianos son muy especiales, siempre que vengo aquí soy bienvenido. Me siento agradecido de todo lo que nos ha pasado”.

Su compañero Ale Galán continuó en la misma línea. “Defendemos título”, recordó el jugador que el pasado año junto a Lebrón se coronó en la final ante Paquito Navarro y Martín Di Nenno. “Teníamos muchas ganar de volver a jugar aquí. Es impresionante este estadio”.

El madrileño celebra el regreso de su compañero. “La vuelta del Lobo es lo que más deseábamos. Es buenísimo para el pádel, para el deporte. A disfrutar del talento de mi compañero, yo lo disfruto dentro de la pista como un niño pequeño”.


Fuente: Mundo Deportivo