21 February, 2024

La NBA genera cada vez más y más dinero hasta el punto de que jóvenes talentos que ya son estrellas pero a los que todavía les queda mucho por demostrar son capaces de ganar en 5 años el triple de lo que ganó Michael Jordan en toda su carrera.

Es el caso, sin ir más lejos, de LaMelo Ball, referencia de la franquicia de la que todavía Jordan es máximo accionista, los Charlotte Hornets. Con la renovación de 5 años y 260 millones que acaba de firmar, el base va a ganar prácticamente el triple de los que ganó el mejor jugador de todos los tiempos en sus 15 años de carrera, 94 millones.

Es también el caso de otros jóvenes como Tyrese Haliburton y Anthony Edwards, que también han firmado una extensión máxima de 5 años y 260 millones con Indiana Pacers y Minnesota Timberwolves en el contexto de una nueva subida del límite salarial de la NBA. Simplemente, otros tiempos.