21 February, 2024

El nuevo convenio colectivo de la NBA, que regirá la competición hasta 2030, acaba de ser firmado y ratificado por todos los miembros de la liga. Más allá de los numerosos detalles que ya habían trascendido sobre el acuerdo en los últimos meses, las 676 páginas de ‘literatura’ incluyen detalles curiosos e interesantes, entre los cuáles destacan las notables multas por pedir un traspaso de forma pública. En concreto, el nuevo CBA incluye multas que pueden alcanzar los 125.000 dólares para jugadores, agentes o familiares que expresen a agentes externos su voluntad de cambiar de aires.

La nueva cláusula de comportamiento nace a raíz de los últimos años marcados por el tampering en la competición, si bien no tiene por qué limitar su implantación en términos absolutos. Otra medida en la misma línea serán las sanciones dirigidas a las franquicias que negocien antes de lo permitido con agentes y jugadores, con multas que podrán llegar a los 2 millones de dólares y pueden incluir la suspensión de empleados involucrados y la incautación de elecciones del Draft futuras.

A partir de la agencia libre de 2024, si un jugador o agente filtra la noticia antes de la finalización de la moratoria para negociar y anunciar acuerdos, la liga sacará el mazo con mayor contundencia respecto al actual panorama. Hoy en día, y lo veremos en las próximas horas, es habitual conocer los acuerdos y detalles de futuros contratos todavía no oficializados a través de la prensa especializada estadounidense. La NBA quiere poner coto a esta situación, aunque faltará ver el grado de éxito de la medida cuando llegue el próximo verano.